Menu

Primera vez aquí? Sumate. Ingresa tu email, confírmalo luego, y recibirás todas las actualizaciones.

Primera vez aquí? Sumate. Ingresa tu email, confírmalo luego, y recibirás todas las actualizaciones:

Servicio de FeedBurner

domingo, 15 de diciembre de 2013

Video entrevista: La vuelta al mundo bailando tango.

Suelo leer muchos blogs de viajes y, por sobre todas las historias, las que más me atrapan son aquellas en las que las personas involucradas, a la vez que viajan, intercambian algo con el medio al que van. No son meros turistas, sino son auténticos viajeros involucrándose con el entorno del lugar que visitan al interactuar con sus acciones, con sus habilidades, con su arte, con sus dones.

Ni bien aquel sábado de setiembre terminé de hacer la video entrevista con la familia Di Leo aparecía en mi casilla de mensaje de Facebook el siguiente inbox:
 
La Vuelta Al Mundo Bailando Tango
Hola, cómo estás? Queríamos contarte que estamos en este momento en Paraná (estamos parando en el Thompson). Vamos a estar un par de días, si estás acá y tenés ganas podemos encontrarnos a tomar unos mates!!! Te dejamos un beso. Ivana y Diego

“La vuelta al mundo bailando tango”…  quedó resonando en mi mente…. “Qué bueno! Dar la vuelta al mundo y -de paso- hacer lo que más te gusta hacer. No debe haber nada más lindo!”-pensé (en realidad, cada vez que conozco historias de viajeros -hagan lo que hagan- siempre termino pensando lo mismo: me gusta mucho lo que hacen y alguna vez yo estaré en el mismo lugar)


La vuelta al mundo bailando tango
Ivana, Diego y la pequeña Penélope en una preciosa postal en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, Argentina.

A los pocos minutos de estar pensando un poco de todo, les respondí y les dejé mi número para que me ubiquen en la semana o para que me escriban y así los contactaba para alguna Video entrevista con la de palo ya que era muy tarde para tratar de ubicarlos a esa hora.

Su mensaje me motivó sobremanera e imaginaba esta video entrevista una y otra vez por mi cabeza. En esta oportunidad, la entrevista además de tener la historia particular que dos de los protagonistas bailen tango, me iba a poner a prueba por primera vez como entrevistador “in situ” y ser parte de la misma aventura de la gente en el mismo momento que viajan y cumplen sus sueños, en plena acción!
 
Era todo un desafío nuevo para mí porque -hasta el momento- los viajeros y aventureros con los que me había entrevistado para hacer videoconferencias, por más que los sienta cercanos en el corazón, estábamos separados por una pantalla y distantes a cientos, e incluso, a veces, a miles de quilómetros! Y en esta oportunidad, esa barrera no iba a existir y me sedujo la idea de meterme en las hojas del libro de las aventuras de estos tangueros
viajeros.

A esta familia viajera los tenia de contacto en mi cuenta de gambeteando -como a muchos otros viajeros y amantes de las aventuras- pero sinceramente no estaba muy al tanto de sus travesías. Eso, a la vez que me desorientó y preocupó en un principio, terminó siendo de lo más interesante, porque el efecto sorpresa fue realmente maravilloso.
 
El tango es una cuenta pendiente en mi vida, de esas que alguna vez quiero (y voy a!) saldar. Bailar, digo (porque para cantar le mando nomás!). Cuando miro una pareja de bailarines de tango en plena acción es como que percibo esa conexión entre los dos cuerpos que se mueven en la pista. Mis ojos sienten escalofríos cuando veo las chispas que emanan de las miradas encendidas de los bailarines. No lo sé, es de las pocas danzas que me llega tanto. De hecho, alguna vez me imagino estar viajando por algún lugar del mundo y que al decir que soy argentino alguien me diga “…Bueno, amigo, muéstrame qué tal es ese baile que tan famoso hace a tu país” y el pensamiento recurrente que sigue ante esa hipotética pregunta es la sensación incómoda de tener que decir que no sé bailar y quedar en deuda y no ser buen embajador de mi país en el extranjero... Así que, ya con más tiempo me pondré en acción!  


La Entrevista

Ya estaba todo dicho. Esta sería mi primera entrevista "in situ" con viajeros y, aunque el tiempo para prepararme no me sobraba, iba a dejar lo mejor de mí para que todo salga perfecto.

El día del encuentro finalmente llegó. Quedamos en encontrarnos en la costanera de Paraná. Fue una soleada -pero fresca tarde de agosto- cuando luego de llegar de mi trabajo preparé mis elementos de entrevista para poder documentar la aventura de Ivana y Diego quienes junto a su preciosa pequeña hija Penélope y a su tan noble y fiel compañera canina, Nani, recorren las rutas del globo uniendo sus dos grandes pasiones: los viajes y el tango.
 
Para esto conté con la ayuda de mi Amigo, con mayúsculas, Imanol, quien haría el papel de camarógrafo, asistente, aguante y compañero.

Nunca antes en mi vida había subido a un Motorhome. Lo mas cercano había sido la semana anterior a este encuentro -y de manera virtual- en la charla y video entrevista que tuve con la Familia Di Leo, de Rodando Ando.
 
Cuando finalmente encontramos el motorhome de los chicos -un Fiat Pegazzo del año 1966- al intentar hacer una introducción para la video entrevista, me sorprende Diego abriéndome la puerta e invitándome a pasar a conocer su hogar andante. Y así, con exquisitos mates amargos de por medio cebados por sus propias manos, la fresca tarde paranaense se fue haciendo cada vez más cálida con la compañía y buena onda de esta hermosa familia de milongueros.

Gambeteando con la de palo - La vuelta al mundo bailando tango
Ivana, Diego y yo con la pequeña Penélope en mis brazos.

La historia de los milongueros

Ivana y Diego, se fueron “escapando” de una Buenos Aires que los asustaba. Los días con tiempos acelerados, la vorágine de la vida mundana de un lugar cuyas agujas del reloj giran y giran sin esperar a los que no se quieran “subir a su tren”, el estrés constante de la vida cotidiana de una ciudad cosmopolita que parece tener otro ritmo de vida que el resto de las ciudades del país no lo tienen; donde el tiempo para relajarse y dedicarse para uno mismo se esfuma como arena entre los dedos de las manos, hicieron de a poco que Ivana y Diego eligieran otro rumbo para su vida y para el de su pequeña hija, Penélope. 

La vuelta al mundo bailando tango
Ahora todo es más lindo y hay tiempo para todo... para sentarse a en la costa a pescar con su hija...

La vuelta al mundo bailando tango
...O hasta observar el ocaso juntos sin pensar en nada más que en ser felices...

Diego, el hombre de la casa (del motorhome en este caso!), es un tipo super distendido. Charlar con él provoca una sensación de liviandad y tranquilidad increíble... pensé que era algo muy personal de él, pero luego al hablar con Ivana llegué a la misma conclusión: "claro! qué van a querer vivir en una Buenos Aires a mil por hora estas personas, si tienen una paz increíble!

-“El Motorhome es sinónimo de Libertad” - sentenció Diego, en medio de una charla amena… y con eso entendí todo. No hacía falta agregar nada más. Pude ver más allá de sus ojos en todo momento de nuestra conversación, y aunque hacía quince minutos que nos conocíamos ya pude notar en su personalidad ese dejo de "loco" bohemio y apasionado por todo lo que hace y lo rodea -que tanto me identifica!-.
 

La vuelta al mundo bailando tango
“El Motorhome es sinónimo de Libertad” - sentenció Diego, en medio de una charla distendida… y con eso entendí todo.

Introduciéndome un poco más en sus historias (que ya esta altura me apasionaba!) logré saber que en Buenos Aires sus días eran muy agotadores y cansinos. Las vueltas de la vida le dieron la posibilidad de adquirir en pleno centro porteño una propiedad bastante extensa para los pocos integrantes de la familia. Se habían mudado del departamento de Ivana en busca de algo más cómodo pero se pasaron de comodidad y adquirieron "una propiedad de tres pisos, dos patios internos, de esas casas antiguas, tipo chorizo", según la describió Ivana.

Con el tiempo, Ivana -profesora de japonés- comenzó a prestar las habitaciones que le sobraban a amigos y amigas de sus alumnos que venían de viaje o de intercambio quienes sabían que tenían una casa muy grande, y en lugar de alquilar algo a un hostel, le pedían quedarse en su casa. Esta situación se mantuvo en el tiempo y entonces surgió la idea comenzar con el emprendimiento de instalar un Hostel en su mismo hogar. 

Este emprendimiento, a la vez que les causaba muchas satisfacciones por el contacto constante con personas de todo el mundo y el enriquecimiento cultural que esta actividad conlleva, también trajo aparejado que sus tiempos se vean acotados al máximo sin disponer de tiempo ni para ir al cine, al shopping o siquiera dar un paseo por el parque o salir a cenar con una pareja de amigos. Se habían convertidos en presos de su trabajo. De este modo, lo que en un principio -y por un lado- fue algo en lo que invirtieron muchas energías y ganas; terminó siendo una situación agotadora que terminó por insumirles todas las horas del día sin siquiera tener tiempo para dedicarse a ellos mismos; y fue así como pensaron que lo mejor era comenzar a buscar su bienestar personal en la libertad de hacer lo que soñaban. Y lo que soñaban era viajar por el mundo. Pero para llegar a esa Libertad tan ansiada tuvieron que organizarse un tiempo antes de partir y así alquilaron el hostel a un tercero, buscaron por Internet un móvil para recorrer las rutas sin tiempo, y encaminaron sus energías hacia la consecución de su quimera. 


La vuelta al mundo bailando tango
"Lo mejor era comenzar a buscar su bienestar personal en la libertad de hacer lo que soñaban. Y lo que soñaban era viajar por el mundo"


¿Quién de los dos tuvo primero la idea de viajar? Pregunté…
Abrieron bien grandes sus ojos, se miraron unos segundos en silencio -como hablando telepáticamente un idioma que sólo ellos entendían- (además del japonés que los dos hablan, ja!), y se sonrieron con una complicidad llena de amor que me robó unas sonrisas. Y con toda la calma del mundo respondieron que cada uno de ellos le atribuía al otro la idea de viajar. Lo único que recordaban con exactitud es que todo comenzó hacía poco tiempo, y que desde que tuvieron el sueño de viajar no se detuvieron hasta hacerlo realidad.


A corto plazo su idea es llegar a Belén, Brasil, y quedarse allí un tiempo. A largo plazo, su sueño es dar la vuelta al mundo y que su hija crezca con mucho amor y paz conociendo diferentes culturas a lo largo de esta aventura de viajar por la vida que no sólo nutre sus mentes, sino también nutre sus almas



"Amanecer cada mañana, con un paisaje diferente en la ventana, con las personas que más amás a tu lado, cumpliendo tu sueño, no tiene precio. Y si eso no se llama Amor y Libertad, entonces me pregunto, qué son el Amor y la Libertad?", pensaba mientras los escuchaba charlar.

Sin querer queriendo -como dijo el chavo- de lo entretenidos que estábamos la charla se extendió. Nos contamos anéctodas, bailaron una milonga, tomamos mates, nos reímos mucho, los visitó un amigo que de casualidad los encontró, hablamos de música, educación, política, negocios, viajes, sueños... No se nos escapó ningún tema y de todos tuvimos tiempo para hablar, sin apuros, relajados y así, en un santiamén, anocheció de golpe y nos invitaron a cenar. Con imanol, aunque en un principio nos hicimos rogar,  aceptamos gustosos!

Gambeteandoconladepalo - La vuelta al mundo bailando tango.
Diego, yo -con la pequeña Penélope en mi falda-, Ivana y mi entrañable amigo Imanol.

Gambeteandoconladepalo - La vuelta al mundo bailando tango.
Hubo tiempo hasta para muecas, chistes, y muchas risas!

Gambeteandoconladepalo - La vuelta al mundo bailando tango.
Ivana nos deleitó con unos sabrosos tallarines y comimos exquisitas frutas de postre!


En la semana seguiríamos en contacto, y de paso tuve la suerte de que me contactaran Erica y Paul de "Viaje sin Destino" que andaban cerca de mi ciudad y luego vendrían a Paraná a pasar unos días y de paso concretar una video entrevista!

Tuve la fortuna de charlar y de unir en una misma circunstancia a dos familias viajeras -que no se conocían entre sí- y la verdad que empecé a pensar que por algo estaban sucediendo de ese modo las cosas y que estaba haciendo bien mi trabajo. Igual, en el próximo post seguramente postearé algo al respecto de esta juntada espontánea, por ahora les dejo una foto de tan lindo momento.


Encuentro de viajeros - Viaje sin Destino, Gambeteando, La vuelta al mundo bailando tango
Encuentro espontáneo de viajeros - Viaje sin Destino, Gambeteando con la de palo, La vuelta al mundo bailando tango - Detrás el Motorhome de Diego e Ivana

Encuentro espontáneo de viajeros - Viaje sin Destino, Gambeteando con la de palo, La vuelta al mundo bailando tango
Encuentro espontáneo de viajeros - Viaje sin Destino, Gambeteando con la de palo, La vuelta al mundo bailando tango. Se suman a la foto la Combi de Erica y Paul -Aurora-, Nani -la mascota viajera de Ivana y Diego, en mis brazos- y Penélope en brazos de Ivana.


Aquí les dejo un resúmen de los videos de la entrevista. Fueron muchas horas de grabación de las cuales, por tiempo, tuve que dejar lo que a mi criterio me pareció lo más lindo e interesante. Los videos están en HD, así que si quieren agrandar la pantalla y tienen buena velocidad les recomiendo que los vean en tamaño más grande. Espero que lo disfruten tanto como lo disfrutamos nosotros. Hasta la próxima!




Si te gustó el post y querés estar al tanto de todas las novedades y actualizaciones, sumate con un "Me gusta" a la página de Facebook o suscribite a los boletines para que te lleguen mis post a tu casilla de correo.
También me pueden seguir a través de Twitter en @conladepalo o contactarme por mi perfil en Facebook: https://www.facebook.com/conladepalo.

Para ver todos los videos, entrevistas y videoconferencias en vivo, suscribite al canal de Youtube de Gambeteando en http://youtube.com/conladepalo . Sumate ahora y gambeteemos juntos las aventuras con todos los viajeros!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gambeteando con la de palo... Ultimas entradas.

Gambeteando con la de palo...